Servicios

Organización del Mantenimiento

La organización del mantenimiento

Durante los últimos años los profesionales de INDAN hemos constatado problemas o deficiencias en los departamentos de mantenimiento del tejido industrial y terciario en España a la hora de organizar sus departamentos de mantenimiento.

Los clientes instalaban potentes software de gestión en largas implantaciones, organizando almacenes, etc. El proceso de auditoria previa se omitía frecuentemente pensando que instalando un GMAO ya tenía resuelto el problema de organización del departamento.

Esto provocaba que muchas veces el cliente comprara módulos caros que ni si quiera sabía si los iba a necesitar dado que carecía de la información necesaria pues dicho proceso de auditoria se había omitido.

Ningún software le va a organizar su mantenimiento por muy completo y avanzado que sea. La experiencia así pues, nos ha llevado a crear una metodología que la hemos denominado OrmiMant (sistema de organización del mantenimiento).

 

Proyectando sistemas eficaces de producción

El término seguridad de funcionamiento (en inglés “dependability”) expresa un concepto general que engloba al conjunto de propiedades utilizadas para describir la disponibilidad de un sistema de producción y los factores que lo condicionan: fiabilidad, mantenibilidad y logística de mantenimiento.

En primer lugar, la fiabilidad se define como la aptitud de un equipamiento para realizar una función requerida, en unas condiciones dadas de empleo y mantenimiento, durante un intervalo de tiempo dado.

Esto significa que sin el adecuado mantenimiento, las previsiones de fiabilidad de los equipos no se cumplen. Circunstancia que muchas veces no es tenida en cuenta en la industria.

En segundo lugar, la mantenibilidad de un equipamiento se define como su aptitud, para ser mantenido o restituido a un estado en el que pueda realizar una función requerida.

Mientras que la fiabilidad y la mantenibilidad hacen referencia a aptitudes propias de los equipamientos o sistemas, inherentes a los mismos, la logística de mantenimiento tiene que ver con aspectos organizativos.

Las anteriores definiciones nos enseñan cómo el mantenimiento condiciona la eficacia de los sistemas productivos y éste debería considerarse como un aspectos estratégico y crucial para obtener una ventaja competitiva de la empresa, de los productos y servicios suministrados.

Además, estas definiciones nos enseñan la importancia que tiene considerar el mantenimiento de un equipamiento, no sólo en su fase de operación sino fundamentalmente en la fase de preparación del mismo (concepto, diseño, fabricación, montaje y puesta a punto) que es cuando se condicionan su fiabilidad y mantenibilidad, y por tanto se compromete la gran mayoría del coste de su ciclo de vida.

Ventajas de la implantación de OrmiMant 

  • Realización de una auditoria base que sirva para poder comparase cotras auditorias que se vayan haciendo (AudiMant).
  • Reducción de los tiempos de parada de máquinas.
  • Aumento del mantenimiento preventivo y predictivo frente al correctivo.
  • Realización del mantenimiento preventivo justo y sólo el necesario.
  • Tratamiento de otros tipos de mantenimiento como el modificativo, obra nueva, trabajos de seguridad, etc.
  • Implantación del mantenimiento productivo (trabajos de mantenimiento para el personal de producción).
  • Aumento de la vida útil de los equipos.
  • Control del ciclo de vida de los equipos.
  • Aumento de la productividad al parar menos, y aumento de la seguridad en sus instalaciones.
  • Conocimiento exacto sobre los costes de mantenimiento y reducción importante de los mismos.
  • Una optimización del personal interno y externo (contratistas).
  • Definición de indicadores de mantenimiento para su seguimiento mensual.
  • Definición de modelos de presupuesto para seguimiento mensual.
  • Disminución de los costes de almacén y valoración completa de sus proveedores.
  • Implantación de diferentes técnicas predictivas que le permitan identificar averías de una forma temprana y sobre todo para darle tiempo a preparar las correspondientes paradas técnicas.
  • Mejora del acceso a la información de su mantenimiento: informes, gráficos y consultas.
  • Consolidación a todos los niveles de un histórico de mantenimiento que le permita tomas decisiones importantes.
  • Integración de la actividad del mantenimiento con otros sistemas de información de la empresa.
  • Mejora en la gestión de las compras de materiales y servicios.
  • Implantación de sistemas que mejoran la comunicación con otros departamentos de la empresa.
  • Ayuda en la realización del plan de calibración de los equipos de medida de su empresa (suministro de software específico).
  • Apoyo para la obtención de la nueva normativa sobre gestión de activos ISO 55.000.